Libros

PortadaLibroLibro Baja Visión y Tecnología de la Información   

Libros

   AccesibilidadEducacion 2  Nada sobre nosotros. Sin nosotros.

 

 carlaMati

 

facebook linkedin youtube

Charlas

 

¿Qué pensarías si te digo que la discapacidad no existe? Según la Convención Internacional de los derechos de las Personas con Discapacidad, la discapacidad resulta de la interacción entre las personas y las barreras que se encuentran en la Sociedad y que evitan su participación en igualdad de condiciones con las demás.

Entonces ¿Qué sucedería si la Sociedad eliminara las barreras? Este video reflexiona sobre las personas con baja visión y las barreras que encuentran en su entorno

 

 

 

¿Alguno se ha preguntado cómo ven las personas con baja visión? Y ¿Cuales son las características de cada forma de ver? Sus dificultades y lo que pueden hacer con su resto de visión. Este video muestra los tipos de imágenes que perciben las personas con baja visión a partir de sus lesiones:

Las formas de ver que tienen para enfrentarse a sus vidas cotidianas es diferente, al igual que las dificultades que les acarrea.

 

 

 

 

La «ceguera legal» es una expresión confusa porque la mayoría de las personas a las que se les aplica este concepto no son ciegas, tienen resto de visión y lo usan en sus vidas cotidianas. Esto nos lleva a distinguir entre la «ceguera» que es la ausencia total de visión o que sólo perciben luz. Y la «ceguera legal», que sirve para identificar a las personas que pueden recibir asistencia pública, basada en ayudas o beneficios económicos, debido a su discapacidad visual.

 

 

 

Se da a conocer el concepto de baja visión y se incluyen ejemplos para ayudar a entender las distintas formas de ver con resto de visión. Además se expica que son y cómo se miden la agudeza visual y el campo visual, los parámetros usados para medir la baja visión. Las personas con baja visión tenemos limitaciones a la hora de realizar actividades cotidianas, aunque nos operemos, o utilicemos gafas o lentillas. En general es un resto de visión que puede ser aprovechado y potenciado de manera que podemos recuperar la independencia y autonomía.

Habrá personas con baja visión que podrán comprarse las ayudas ópticas prescritas como las lupas televisión, pero a la mayoría les será difícil, por no decir imposible. Y las más desfavorecidas los pensionistas, será difícil que para leer se compren una lupa de 3.000€. Precios altos, impuestos altos y son los únicos que no están subvencionados, lo que pone a las personas con baja visión en una situación de imposibilidad de adquirir productos necesarios para la vida diaria. ¿Qué pasaría si los centros especializados, los fabricantes, los profesionales y el movimiento asociativo, se unieran y reclamaran al Gobierno que subvencionaran los productos de apoyo usados por las personas con baja visión?

Página 1 de 2

Si lo que necesitas es ...

*