Persona con muletas subiendo por  escaletras Según la definición de la Real Academia Española (RAE), accesibilidad es “Calidad de ser de fácil acceso“.

 

La accesibilidad proporciona flexibilidad al acomodarse a las necesidades de cada usuario y está dirigida a que el sistema esté elaborado al más amplio número de usuarios. Se habla también de ausencia de accesibilidad cuando están de por medio los factores económicos, sociales y culturales.

Hace unos días estuve con unos amigos hablando del sector en el que llevo unos años trabajando y en el que estoy inmerso, se trata de la accesibilidad y usabilidad en las nuevas tecnologías, en especial las tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

La accesibilidad a las TIC está más que en auge, es palpable su presencia en la vida diaria y cotidiana de las personas, nos lo encontramos en normas y recomendaciones, artículos que hablan del tema, cada vez más está presente en las empresas.

El tema de la accesibilidad demuestra tener un aumento en las personas que participan en un proyecto, tanto de software como de hardware, pero están muy poco concienciados con respecto a la discapacidad y la usabilidad centrada en el usuario, pues al afrontar dicho proyecto pensando en la accesibilidad puede que tengan en mente a personas en silla de ruedas, con bastón, con problemas cognitivos, etc.

Nada más lejos de la realidad, hay que tener en la cabeza que la accesibilidad es para todas las personas, dicha palabra no es sólo para el mundo de la discapacidad. Cuando se realiza un análisis hay que tener presente los requisitos del cliente, su negocio, los usuarios y posibles usos por estos en cuanto al proyecto y también han de estar sensibles a costes.

A mis amigos les expliqué el ejemplo que mostré a mis alumnos en el curso de Páginas Web Accesibles, todos ellos pertenecientes a una empresa de diseño y desarrollo de páginas web, cuando uno de ellos me indicó que la población con discapacidad es una proporción pequeña en cuanto a la población total.

Las páginas web en los hoteles

Este sector de la hostelería tiene las habitaciones completas en la época de vacaciones, siendo esta la temporada alta, el resto del tiempo lo tienen ocupados por personas de la tercera edad, o sea, personas mayores que probablemente tengan problemas de vista, o en la coordinación, o por qué no, existe también personas de esta edad que tienen dificultades para asimilar la información que se les presenta. No hay que olvidar tampoco a las personas que hablan otro idioma y que vienen a veranear. Todos ellos son también potenciales clientes del sector hostelero.

¿Es el sector de los mayores y turistas extranjeros un porcentaje menor con respecto al sector hostelero? Obviamente no, todo lo contrario la hostelería en general se apoya en estas personas en la época de temporada baja. ¿Qué pasa si alguno de ellos se presenta delante de un ordenador, o un familiar les ayuda para buscar en Internet? Probablemente no entiendan el contenido o no pueden ver bien la dirección, precio, reserva, etc., es factible que abandonen la idea de seguir en esa página y se vayan a la competencia, haciendo responsable al hotel sin cuestionarse si la página es o no accesible, y como consecuencia una pérdida económica para la empresa.”

Para tomar nota de la llamada “sector pequeño” por mis alumnos, me gustaría incluir unos datos. Según el informe del CSIC (2006) en el año 2005 se realizó en España una encuesta sobre personas mayores de 65 años y el número de personas obtenido es de 7.332.267 que sobre un total de la población absoluta de 44.108.530 supone un 16.6%, por otra parte el estudio realizó cálculos con los años anteriores y comprobó que en el 2010 las personas mayores serían un 17.2% sobre el total y en ese mismo estudio realizan una previsión del 30.8% de población mayor de 65 años para el 2050. Son cifras que hay que tomarlas en serio

Siguiendo con la charla entre amigos, uno de ellos añadió:

“Los hoteles también se dedican a alquilar sus salas para conferencias. Un director de una empresa cualquiera puede indicar a uno de sus empleados que busque un hotel para realizar por parte de la empresa conferencias, con lo cual el hotel no tiene porqué tener sólo sus ingresos por parte del alquiler de habitaciones”.

Eso es cierto y le di las gracias por tan buena apreciación ya que dicho empleado sin ningún tipo de discapacidad puede buscar en Internet hoteles para realizar conferencias en una población y fechas determinadas.

Pero… ¿Qué pasa si la página web del hotel es lenta en cargarse en el ordenador del empleado? Si dicha página no se carga con la suficiente celeridad, es muy probable que busque otro hotel situado en la misma población. No voy a exponer los motivos o problemas de la lentitud en cargar la página web, si voy a indicar que el análisis no tuvo en cuenta este echo y como resultado el hotel tiene una página poco usable.

Probablemente la persona que está leyendo estas líneas piensa que estoy pidiendo mucho y que aplicar todo a lo que me estoy refiriendo supone un coste extra o puede resultar más difícil de desarrollar. Pero si se examina con detalle y atención, no sólo es tema de presupuesto o costes, sólo hay que pensar un poco más en el análisis y diseño, teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios, que esto no es más que unos nuevos requisitos. Esto se consigue hablando con asociaciones o representantes de los diferentes colectivos de discapacitados y con técnicos o empresas especializadas, con el fin de iniciar acciones que no perjudiquen a nadie y que sea útil para iniciar los proyectos. De hecho, puede ser un estandarte y dar una buena imagen a una empresa que puede realizar y tener accesibilidad, e incluso desde el punto de vista comercial y marketing.

A este respecto la Universidad Politécnica de Valencia ha realizado una tesis sobre accesibilidad a las páginas web, su usabilidad, el contenido digital y la interfaz de usuario (Fernández y Lilia, 2009). Una vez que la investigación del a Universidad de Valencia recopiló y analizo datos en modo teórico con una descripción del comportamiento de las variables, paso a la práctica con el rediseño de los contenidos digitales de la página web del portal de turismo de la Comunidad Valenciana www.comunitatvalenciana.com, siendo esta su caso de estudio sobre procedimientos y metodologías de accesibilidad, haciendo que dicho portal sea accesible a un 10% más de usuarios en internet.

Para concluir

Como he comentado antes, los desarrolladores y diseñadores, en general, demuestran tener una idea muy pobre de lo que es la accesibilidad y están muy poco concienciados, como en el caso de mis alumnos. Cuando adquieren conocimientos de accesibilidad y usabilidad sólo piensan en personas con problemas físicos, cognitivos o sensoriales y no abren la mente a un diseño accesible para todos.

En el primer ejemplo, no es tan pequeño el número de personas del sector de discapacitados y personas que hablan otro idioma, y hay que tenerlo presente a la hora de diseñar con el número de casos posibles para todos los usuarios.

En otros casos, como ocurre en el segundo ejemplo, que aunque se tenga claro los conceptos de discapacidad, accesibilidad, usabilidad, etc. no se debe priorizar en ese punto y pensar que la accesibilidad es para todas las personas.

 

Referencias Usadas:

FERNANDEZ A.; LILIA, C. 2009. E-Accesibilidad y usabilidad de contenidos digitales. Por una sociedad de la información y el conocimiento no excluyente. Departamento de Comunicación Audiovisual, Documentación e Historia del Arte. Universidad Politécnica de Valencia

CSIC. 2006. Las personas mayores en España. Datos estadísticos Estatales y por Comunidades Autónoma. Inserso-

 

Si lo que necesitas es ...

*
MOSCA pequena

Información


Contacta