Desde 2013 realizo charlas y cursos para enseñar a las personas que ven mal cómo ver mejor. Yo soy una de esas personas que tropiezan con facilidad, que no saludan porque no reconocen caras, que aunque me guste leer lo realizan con dificultad, que tienen problemas para ver los precios en los productos… Llevo 22 años con baja visión y que con el tiempo empeora.

Existen técnicas y dispositivos, que son poco conocidos, para aprovechar al máximo el resto visual en la vida cotidiana. Como por ejemplo la lupa televisión y la lupa electrónica de bolsillo que tienen una gran potencia para magnificar, pero el precio de estas ayudas rondan los 3.000€ y 600€ respectivamente.

 

Personas con visión reducida leyendo un prospecto con la ayuda de una tableta a modo de lupa electrónica.

 

Por eso, enseño a convertir nuestros dispositivos cotidianos en ayudas ópticas a coste cero. ¿Puede cualquiera leer algo con una letra minúscula? ¡Claro que sí! Con la cámara del móvil a modo de lupa. Pruebo todas las herramientas que enseño y no paro de descubrir otras nuevas. Son precisamente los ordenadores, las tabletas y los teléfonos inteligentes instrumentos fundamentales para las personas con baja visión porque permiten a través de aplicaciones la magnificación de la imagen, reproducir libros hablados, transformar caracteres impresos a texto y desde ficheros convertirlos a voz.

 

Si lo que necesitas es ...

*
MOSCA pequena

Información


Contacta