Hace más de cuatro años que una mamá de Lima (Perú) se puso en contacto conmigo a través de Facebook. Deseaba saber cómo ayudar a su hijo con baja visión que en las clases no veía bien lo que la profesora escribía en la pizarra. Le aconsejé el uso de la tableta para ampliar lo que se escribía en la pizarra y que tomara fotos a modo de apuntes. Desde entonces se creó un lazo de amistad y sigo los progresos de mi tocayo Mathías.

Le pedí que me contara su experiencia con su hijo con baja visión y la escuela, para darlo a conocer y mostrar que una mamá con un hijo con baja visión llega a ser una “madre coraje”.

 

«Empecé a darme cuenta del problema de Mathias cuando tenía casi dos años de edad. Noté que siempre se tropezaba al caminar cuando íbamos al parque y esto lo confirmo mas su profesora del nido donde iba a jugar. Se acercaba mucho a la pizarra para ver los dibujos.

A sus dos años empezó a usar lentes y su primera frase cuando se los pusimos fue: “Al fin miro”. Nunca olvidaré esas palabras que me llenaron de emoción.

Poco a poco fuimos buscando médicos que nos indicarán qué es exactamente lo que tenía Mathias. Hasta que llegamos con la indicada y entendimos el tema de baja visión. Nos recomendó terapias con una especialista. Así que él empezó a asistir donde Mariana, así se llamaba. Lo ayudo mucho en varios temas. Estuvo como dos años con ella.

En el colegio algunas veces lo han molestado. Pero ha tenido la suerte de estar con profesores y alumnos que han sabido apoyarlo, y que incluso lo cuidaban. Hasta este año…

Este año ingreso a 4º grado de primaria. Todos los años rotan a los alumnos de salón, con la finalidad de que hagan nuevos amigos y que toda la promoción se conozca. Lamentablemente Mathias no tuvo a sus mejores amigos en su salón. Pero él es un niño muy amigable, así que no tarda en hacer amigos.

Siempre, antes de empezar clases, hablo con el profesor. Solicito puedan sentarlo adelante, dentro de lo posible, con la finalidad de que pueda ver mejor. Igual él necesita pararse para ver en la pizarra lo que han escrito por que a veces la luz o el plumón utilizado no lo ayuda. Pero esto empezó a molestar a varios de los niños y comenzaron a decirle “ciego”.

Esto se hizo muy seguido y Mathias ya no quería ir al colegio. Cuando me enteré decidí hablar con las mamás del salón a través de un whatsApp que tenemos para comunicarnos. Esto fue lo que escribí:

 

“Hola mamis. Soy Verónica mamá de Mathias Zárate. Lamentablemente tengo que utilizar este medio para comunicarme con ustedes de un tema que no hubiera querido discutir. Espero se maneje con la mayor discreción y el apoyo que requiero de ustedes.

Mi hijo es un niño muy noble y con problemas de baja visión. Durante todos estos años en el colegio lo ha sabido manejar muy bien con el apoyo de sus compañeros que lo quieren mucho. Incluso, siempre lo han ayudado.

Este año ha ingresado al salón con pocos niños que conoce. Sin embargo a él no le cuesta mucho hacer amigos y estaba feliz de empezar clases. Él es de los niños que debe sentarse adelante. Aún así, no logra ver bien el pizarrón y debe levantarse para poder ver y tomar nota. Varios niños no entienden y lo insultan por hacer esto. Tildándolo de ciego. Esto se está volviendo tan frecuente que Mathias ya no quiere ir al colegio y se siente mal por esto.

Les pido, por favor, conversen con sus niños. Que entiendan que Mathias necesita el apoyo de sus compañeros. Que el tener baja visión no lo hace menos, al contrario. Mi hijo hace un  doble esfuerzo por salir adelante y así lo ha logrado con sus calificaciones.

Espero puedan apoyarme con esta comunicación con sus hijos. Mathias va a estar un año con ellos y quisiera que se entable una linda amistad entre ellos. Que él cuente con el apoyo de sus amigos, así como él los apoyaría en lo que sus hijos pudieran necesitar.

Muchas gracias. Espero contar con su ayuda.”

 

Luego de esto los insultos se detuvieron. Gracias a las mamás que hablaron con sus hijos y ya Mathias al menos esta mas tranquilo.

Pero esto no termino acá. Mathias tenia una necesidad y había que ayudarlo. Pensé en que pueda utilizar su iPad para el colegio, con la finalidad de que tome fotos a la pizarra y pueda luego el verlas. Converse con su tutor en el colegio y se nos dio la autorización de poder utilizar. Ahora, todos los días la lleva al colegio y le resulta de gran utilidad.

También tiene un monocular que usa de vez en cuando. Él sabe que tiene esas ayudas y puede usarlas cuando las necesite. Es un niño que hace mucho uso de la tecnología, la maneja mucho mejor que yo. Es muy inteligente.

Sé que siempre encontraremos problemas en el camino. Pero yo sé que él sabrá hacerle frente y siempre encontraremos una solución.»

Si lo que necesitas es ...

*
MOSCA pequena

Formación

 
Talleres y Cursos

MOSCA pequena

Información


Contacta