Hace poco una amiga se puso en contacto conmigo. Me indicó que estuvo pensando en la charla que realizamos sobre la accesibilidad al teatro para personas con baja visión y les trasladó a Teatro Accesible nuestra conversación. Le respondieron lo siguiente:

"¡Hola Olga! Gracias por escribirnos. ¿Quién te comentó que las obras accesibles no lo son para baja visión? Sí que tenemos compañeros que acuden y están encantados. Procuran adquirir sus entradas en primeras filas y se sirven de la audiodescripción."

Esta respuesta genera un buen debate sobre la accesibilidad en el mundo del teatro y su concepto tan genérico. Voy a analizar la respuesta y a posteriori aclararé los términos usados, para finalizar daré una serie de consejos que ayudará a que las personas con baja visión accedan a las representaciones teatrales.

Espero que en este trabajo nadie vea acritud donde sólo hay crítica constructiva.

Sabemos que el concepto de accesibilidad es muy genérico y subjetivo. Entonces afirmar que hay personas que procuran comprar las entradas en primera fila nos lleva a preguntarnos ¿El espacio de representación tiene reservado dichas filas a personas con baja visión? Y además, se sirven de audiodescripción; este tipo de recurso es utilizado por personas ciegas totales y discapacidad visual grave (esto significa que están por debajo de una agudeza visual de 0.1 en ambos ojos). Aparece una nueva pregunta ¿Todas las personas con baja visión?

Con respecto a la primera afirmación, me ha venido a la mente imágenes de cuando iba a la universidad. Por entonces tenía un déficit en la visión y debía estar en la primera o segunda fila si quería ver y enterarme. Para tener dicho “privilegio”, tenía que pelearme para estar de los primeros antes de abrir las puertas. Por supuesto el rector no decía: "¿Quien te comentó que la universidad accesible no lo es para baja visión? Si que tenemos estudiantes que acuden y están encantados. Procuran ponerse en primeras filas.”

Términos usados

El término «» eño centrado en el usuario. la accesibilidadeatro accesible a personas “on silla de ”uidas diseño centrado en el usuario.«accesibilidad» es muy genérico; ni especifica, ni menciona algo concreto. La RAE defina la accesibilidad como “de fácil acceso o trato”, y esto es muy subjetivo. Se usa con mucha facilidad como etiqueta cuando está por medio la responsabilidad social. En la siguiente frase se ilustra mejor: “El puente construido es accesible”. ¿Se refiere al cruzarlo o que no hay obstáculos hasta llegar a el? ¿El puente lo cruzan sin problemas todas las personas y todos los vehículos? Y si es un puente peatonal ¿Qué pasa con los vehículos? ¿Es para todas las personas incluidas los que usan bastones blancos o van en sillas de ruedas?

La accesibilidad universal es la condición que debe cumplir todo aquello que interactúa con todas las personas para que sea comprensible, utilizable y usable, esto incluye a los que van en silla de ruedas, a los ciegos, a los sordos; con baja visión, etc.; para ello, se debe aplicar las pautas y recomendaciones del diseño para todos. En el momento que no se cumple la primera pauta: “equidad de acceso”, un grupo de personas no puede usar o interactuar con facilidad; deja de ser un diseño universal o para todos. Estamos ante un diseño centrado en el usuario porque solo tiene en cuenta las capacidades de un grupo o grupos, sin tener presente al resto.

De otra mano, también se generaliza al hablar de teatro. Cuando vamos a una obra en el teatro deberíamos pensar que consta de diferentes partes con individuos distintos que trabajan para que la función se lleve a cabo: la obra, el espacio y el lugar.

El Teatro Accesible debe tener un conjunto de elementos adaptados que eliminen las barreras a todas las personas en las diferentes partes del teatro.

  1. La obra de teatro es la representación de unos actores ante un público y en un escenario. Con unas características que permitan que sea accesible a todo tipo de diferentes capacidades.
  2. El espacio acoge el escenario, las salas del público, los pasillos, los cuartos de aseos, etc. Todos situados en un edificio que es dirigido por un grupo de diferentes trabajadores que se dedican a su limpieza, organización, entrada, mantenimiento, etc. Con unas pautas de accesibilidad que permita su acceso a todas las personas.
  3. El lugar es el entorno donde se encuentra el edificio propio del teatro. Esta parte está fuera y es extrínseca al teatro, y su responsabilidad es del personal del ayuntamiento; pero si es conveniente que el acceso al edificio se facilite con calles fuera de obstáculos, con transporte público accesible y adecuadamente situado.

Las pautas y recomendaciones de la accesibilidad universal y el diseño para todos ha de ser llevado por capas a todas las partes de un teatro. Es cuando aparece la Accesibilidad por Capas a modo de muñequitas rusas: una obra de teatro puede estar adaptada para todas las personas, pero si se encuentran en un edificio que no es usable por todos, el teatro en conjunto no será accesible. La interacción de las personas en un Teatro depende del nivel de accesibilidad de cada capa. Y para que se produzca satisfactoriamente es necesario que el diseño permita interactuar al máximo de personas con capacidades funcionales diferentes.

Así pues, al hablar de Teatro Accesible entenderemos que es una representación adaptada a todas las personas, independientemente de sus capacidades; que se lleva a cabo en un espacio donde los espectadores y trabajadores pueden acudir y estar en igualdad de condiciones; sin olvidar que el exterior del edificio esté acondicionado para que no se encuentren obstáculos, ni barreras que impidan llegar al espacio o edificio.

En los teatros accesibles es fácil encontrarse con rampas y anchas entradas a las salas para poder acceder con mayor facilidad al edificio; asientos substraídos de alguna fila para que las silla de ruedas puedan estar en el interior del teatro; sistemas de bucle magnético, o subtitulado, o ambos, para las personas con implantes cocleares; audiodescripción para describir las escenas a las personas ciegas totales; ascensores y cuarto de baños adaptados; y el personal que se encuentra a disposición del público capacitado y sensibilizado con la discapacidad.

¿Cómo sería un teatro accesible donde las personas con baja visión puedan disfrutar de una representación?

Empecemos por las obras que se representan. Primero debería estar adaptadas, esto es, escritas pensando que hay personas que no ven bien. Imaginemos la siguiente escena:

El personaje 1 coge “algo” de la mesa y el personaje 2 dice: ¡Deja eso donde estaba!

Como lector de estas líneas analicemos un poco. Una persona con una agudeza visual reducida no verá, con la suficiente precisión, el objeto que ha cogido el personaje 1; y tampoco ayuda lo que dice el personaje 2. No he dado pistas del objeto que se coge de la mesa, me he referido a el como “algo”. Está claro que son solo dos líneas y que no estamos dentro del contexto de la obra; pero el ejemplo es fácil de entender porque no estamos viendo la escena, la tenemos que imaginar. Así pues, nos ocurre lo mismo que a una persona que no ve la escena ¡No sabemos a que se están refiriendo!

Veamos una posible adaptación:

El personaje 1 coge “algo” de la mesa y el personaje 2 dice: ¡Deja ese plato donde estaba!

Una vez corregido el texto, está claro que el objeto es un plato.

Siguiendo con las obras, ahora hay que tener en cuenta los atrezos. Un buen contraste, un buen tamaño y un espacio fuera de obstáculos en la representación ayudan a mejorar la visibilidad y con ello aumento la accesibilidad. Tomando como ejemplo la escena anterior:

  • El contraste del color del plato con el fondo del escenario. Un plato blanco es más difícil de ver en un fondo blanco que en un fondo oscuro.
  • En cuanto al tamaño, amen del contexto de la escena, un plato sopero se verá mejor que otro de postre.
  • Entre el público y el personaje que sostiene el plato, no ha de encontrarse ningún objeto o personaje que entorpezca la visión.

Continuando con la accesibilidad, ahora tocaría hablar de los espacios donde se representa la obra. En cuanto adaptarlos a personas con baja visión, sería conveniente que:

  • los programas que se entreguen tengan un tamaño y contraste adecuado para que se vea mejor;
  • disponer de ayuda del personal del teatro a la hora de localizar el asiento;
  • paneles y letreros con textos e imágenes grandes y con alto contraste, además a una altura adecuada;
  • reserva de las primeras filas para estar lo más próximo al escenario. Este punto ha de ser flexible porque si se encuentran asientos sin ocuparse en la representación, el teatro deja de ganar esas ventas. Así pues, la reserva ha de tener un tiempo limitado que al sobrepasarse, el teatro podría poner a la venta los asientos aun disponibles.
  • Adecuada iluminación de los espacios dentro del edificio: en suelos y paredes, tanto para iluminar como para mostrar la salida en caso de emergencia.

En cuanto al exterior del edificio o espacio al aire libre donde se realice la obra, aunque no es competencia del teatro, es conveniente que el acceso a través de las calles de la ciudad fueran accesibles sin obstáculos y bien iluminadas.

No olvidar que las personas con baja visión no pueden conducir vehículos, es por lo cual que un acceso cercano desde el transporte público sería muy adecuado y facilitaría la movilidad de este tipo de sector de persona con discapacidad.

 

 

Si lo que necesitas es ...

*
MOSCA pequena

Información


Contacta